Este conjunto de ejercicios motrices que nos propone Eugenia, es un circuito lineal que podemos armar fácilmente: permite que “los peques” y no “tan peques” de la casa, asimilen y mejoren todas sus posibilidades motoras a partir de un trabajo específico y global de los patrones motores, adaptándose al nivel de ejecución de cada niño.
Aunque principalmente los saltos son los protagonistas en esta ocasión, son infinitas las variantes que podemos desarrollar: distintos desplazamientos, incorporando una pelota sin tocarla con las manos o añadiendo complejidad, agilidad, celeridad y dinamismo.

#YoMeQuedoEnCasa
A %d blogueros les gusta esto: