El consistorio está negociando con la empresa un plan de pagos de más de 3 millones por la deuda generada entre el 2012 y el 2017 por el Ayuntamiento, tras dejar de abonar la subvención de explotación del contrato de instalaciones deportivas

El Ayuntamiento de Los Alcázares lleva meses negociando junto a la empresa concesionaria Aqualia, la reapertura de la piscina Ola Azul cerrada desde el año 2011. El alcalde Mario Cervera junto al concejal de Hacienda José Carlos Castejón, han mantenido hoy una reunión con los responsables de dicha empresa para hablar además,  sobre el plan de pagos necesario de más de 3 millones que pondrán en marcha, debido a una deuda acumulada por el Ayuntamiento de Los Alcázares. Esta deuda es a consecuencia del impago de las distintas  subvención del contrato de explotación de instalaciones deportivas que contemplaba el spa Punta Calera, la piscina climatizada y la Ola Azul.

Desde el comienzo de la legislatura, el equipo de gobierno alcazareño está centrado en la reapertura de aquellos centros que desde el año 2011 están en desuso.

En este sentido, se está valorando la recuperación de algunas medidas importantes, tales como, que los clubes deportivos y los colegios del municipio no tengan que pagar por utilizar las instalaciones deportivas como la piscina climatizada o la piscina al aire libre para sus entrenamientos o actividades físicas según los programas educativos. Para el alcalde Cervera, “este es un paso más para la recuperación del municipio, una instalación que nunca debió cerrarse y que por lo tanto, va a suponer una inversión de 600.000 euros por parte de Aqualia para la reparación de la misma y posterior apertura, por los daños sufridos por inundaciones, abandono y actos vandálicos”, ha explicado.

Según el concejal Castejón, responsable de la cartera de Hacienda “se trata de uno de los planes de pagos más importantes del Ayuntamiento de Los Alcázares, que busca cerrar un capítulo que ha puesto en serios aprietos al ayuntamiento”.

Fuentes de alcaldía dicen “agradecer a la empresa Aqualia su absoluta predisposición para la mejora de la situación del Ayuntamiento de Los Alcázares y esperan tener listo este plan en  un mes, y las obras podrían comenzar en un mes más”.

Mario Cervera ha concluido comentando que “ojalá, no hubiéramos vivido el parón a consecuencia de la Covid-19 durante 2 meses, porque se hubiera podido llevar a pleno, porque podría haber dado tiempo a abrir este año, pero la paralización de esos expedientes por el coronavirus dificultan la apertura de la Ola Azul este mismo verano”.

A %d blogueros les gusta esto: