El equipo militará en la primera división de la categoría tras una temporada prácticamente inmaculada.

La alcaldesa de San Pedro del Pinatar, Visitación Martínez, y el concejal de Deportes, Pedro Vivancos, recibieron ayer, jueves 25 de julio a los jugadores y técnicos del equipo alevín de segunda división de la EFB Pinatar, por la consecución del ascenso a primera.

Tras una temporada casi inmaculada con un total de 58 puntos, el equipo ha hecho méritos más que suficientes para lograr otro éxito de la Escuela de Fútbol Base y colocarla así entre los mejores clubes de la Región de Murcia, con todos sus equipos en la máxima división regional a lo que hay que sumarle ahora un equipo alevín en primera.

Para su entrenador, Quino Sáez, este logro es muy meritorio ya que el 90% de su plantilla es de niños de primer año que han competido de igual a igual contra rivales un mayores que ellos. El ascenso no era el objetivo inicial en la competición pero el fantástico rendimiento de cada uno de ellos a lo largo de la temporada lo ha hecho posible.

Por su parte, la alcaldesa, destacó la gran labor deportiva y social que desempeña la Escuela de Fútbol Base en el municipio, que el ayuntamiento valora y reconoce poniendo a su disposición recursos como, instalaciones, materiales y subvención para el buen funcionamiento de la misma, además reconoció el gran esfuerzo que realizan las familias para que sus hijos hagan deporte, y que esa actividad física repercuta en hábitos saludables.
Antes de la entrega de distinción, el capitán del equipo, Álvaro Rubio, se dirigió a los presentes valorando en papel protagonista que merecen su entrenador y sus compañeros, ya que sin la participación de todos ellos en conjunto no se pudiese haber obtenido este ascenso.

A %d blogueros les gusta esto: