La concejalía de Medio Ambiente estudia la posibilidad de colocar más en otras zonas del municipio por su resultados positivos

Con el calor y las zonas húmedas los mosquitos se convierten en el terror del día a día. El año pasado, el mosquito tigre entró con fuerza en la Región de Murcia convirtiéndose en un grave problema para la población. Todos los técnicos se pusieron manos a la obra para darle solución a este inconveniente de la manera más rápida posible y menos perjudicial para la salud de los vecinos.

Los Alcázares fue uno de los municipios que hace unos meses tomó medidas urgentes contra esta plaga para que la ciudadanía del municipio no sufriera las consecuencias. 

El proyecto de la Concejalía de Medio Ambiente  de la que es responsable Antonio Luis López Campoy  para la lucha biológica contra el mosquito y el mosquito tigre pretende reducir al mínimo el uso de insecticidas químicos. Para ello,  la concejalía instaló en la fase inicial de este plan de choque  42 cajas-nido en la zona de Radiobaliza Óscar, ya que al estar cercano a zonas de humedales se convierte en uno de los principales focos de proliferación de mosquitos.

Ahora la concejalía está estudiando dar un paso más y llevar esta medida a otras zonas del municipio como por ejemplo La Serena.

Por su parte, López Campoy ha explicado que “lo que se pretende es luchar contra el mosquito sin la necesidad de contaminar el aire con insecticidas, por lo que esta medida se convierte en efectiva y saludable para todos”.

A %d blogueros les gusta esto: