Tras varias reuniones entre el Ayuntamiento de Los Alcázares y la Hermandad de Nuestra Señora de la Asunción, han decidido no celebrar la tradicional procesión marítimo terrestre del 15 de agosto, ni llevar a cabo un programación de las fiestas tradicionales,  debido al gran número de personas que reúne este tipo de eventos.

Esta procesión ha llegado a congregar 100.000 personas, siendo la que más expectación recibe en el Mar Menor y en la Región de Murcia.

La crisis sanitaria provocada por la COVID-19, ha obligado a suspender los eventos multitudinarios que tradicionalmente se celebran con motivo de las fiestas patronales en todas las partes del territorio nacional. En Los Alcázares, el ayuntamiento, y en este caso la Hermandad de la Virgen de la Asunción, también han sido responsables con las medidas sanitarias para frenar la propagación del coronavirus, y no realizarán los actos más esperados por los vecinos y turistas.

A pesar de llevar a rajatabla las indicaciones de las autoridades sanitarias, para garantizar la salud de la ciudadanía, el concejal de Festejos del consistorio alcazareño, José Carlos Castejón, está trabajando en alguna acción simbólica para el día de la patrona, para no dejar en el olvido este día tan importante para el municipio.

Por su parte, el alcalde Mario Cervera ha dicho que “agradecemos la comprensión y responsabilidad de todos los vecinos y vecinos, y en este caso en especial, a la junta directiva de  Hermandad de Nuestra Señora de la Asunción de Los Alcázares por su compromiso con nuestro pueblo”. El regidor ha añadido que “ha sido una decisión muy difícil de tomar, y por ello, el año que viene volveremos con más ilusión y con más fuerzas para organizar unas fiestas patronales a la altura de nuestros vecinos y turistas”.

A %d blogueros les gusta esto: