El post covid-19 hace que antiguas tradiciones se conviertan en la solución para ofrecer ocio a los vecinos del municipio

La Concejalía de Festejos del ayuntamiento de Los Alcázares ha presentado esta mañana una alternativa de ocio para los viernes de verano en tiempos de post coronavirus. Las difíciles circunstancias que atraviesa el país a causa de la COVID-19 impiden poder llevar a cabo otro tipo de actividades veraniegas en las que se aglomeren grandes cantidades de personas, como conciertos de pie y otro tipo de fiestas tradicionales, por ello, José Carlos Castejón, edil de Festejos de la localidad,  está trabajando en otras alternativas para que los vecinos de Los Alcázares tengan opciones para el ocio. Una de las que se pondrá en marcha es un autocine durante los viernes de julio y agosto en un único pase a las diez de la noche en el recinto ferial de la localidad, situado en el antiguo campo de fútbol.

La vuelta a las antiguas fórmulas de diversión han pasado a ser la solución para cumplir con las normas sanitarias tras la COVID-19, ya que el ocio es importante para superar esta crisis socio sanitaria, pero siempre que se haga con precaución y siguiendo las indicaciones.

La concejalía ha pensado que esta actividad “retro”, puede ser una buena alternativa para divertirse, ya que ver una película desde tu coche en una gran pantalla en 2020, era de la tecnología, se convierte en algo, sin duda, original.

En los próximos días la concejalía anunciará las películas y las fechas previstas para cada una de ellas.

A %d blogueros les gusta esto: