A pesar de que el número de contagios en el municipio es estable, el gobierno local ha decidido adelantarse para la prevención de una segunda ola regional de casos por coronavirus

Debido a la situación actual provocada por la crisis de la COVID-19 en la Región de Murcia, el equipo de gobierno de Los Alcázares liderado por el alcalde Mario Cervera ha decidido suspender todas las actividades de verano que se están celebrando en el municipio alcazareño, después de las últimas noticias aportadas por las autoridades sanitarias regionales.

A pesar de que el número de contagios en Los Alcázares sigue estable, las fuentes sanitarias advierten de una segunda ola de contagios en la región, y un aumento de casos en la localidad como está sucediendo en el resto de municipios.

Por esta razón, por responsabilidad y prevención, se ha decidido tomar medidas restrictivas con el fin de evitar una posible propagación como ya ocurre en otras localidades y se han suspendido el cine de verano, el autocine, los pasacalles en zonas comerciales y se ha procedido al cierre del aula de estudio.

Para contrarrestar esta situación, el punto Covid de Los Narejos está llevando a cabo numerosas pruebas PCR semanalmente, y el ayuntamiento continúa con sus labores diarias para la prevención del coronavirus según los protocolos indicados por la Consejería de Salud de la CARM.

El alcalde, ha lanzado un mensaje a la población pidiendo la colaboración ciudadana para evitar el crecimiento de contagios en el municipio.

Desde el ayuntamiento se hace hincapié en las normas de la Consejería de Salud y se ruega seguir con las medidas sanitarias como con, el uso obligatorio de mascarilla, la distancia social de seguridad, el continuo lavado de manos, la prohibición de reuniones sociales de no más de seis personas no convivientes en lugares públicos o privados, hogares, bares y cafeterías, y la reducción de la ocupación del vehículo al 50 % por personas no convivientes y uso obligatorio de mascarilla dentro del mismo

A %d blogueros les gusta esto: