La medida supone un ahorro de 300.000 euros durante todo el año a 144 locales de los puertos deportivos de la Región y beneficiará a más de una veintena de establecimientos de San Pedro del Pinatar.
El Gobierno regional reduce al máximo los alquileres de la hostelería y de las actividades turísticas de los 20 puertos deportivos de la Región de Murcia durante todo el año 2021, con el fin de paliar las pérdidas ocasionadas en el sector con motivo de las restricciones de la actividad temporal durante la crisis provocada por la pandemia de covid-19.
Así lo ha anunciado hoy el consejero de Fomento e Infraestructuras, José Ramón Díez de Revenga, junto a la alcaldesa de San Pedro del Pinatar, Visitación Martínez, durante una visita a las instalaciones del puerto deportivo de Marina de las Salinas.
El consejero explicó que “el cierre de la actividad y las restricciones de movilidad han causado grandes pérdidas en muchas familias del sector turístico y hostelero vinculadas a la náutica deportiva, quienes han visto reducidos drásticamente sus ingresos”, y ante esta situación “articulamos todo tipo de medidas que ayuden a reactivar la actividad económica”.
“No podemos cobrarle a quienes no tienen actividad o la tienen restringida”, dijo el consejero, quien añadió que “tenemos que salir juntos de la crisis económica de la pandemia”.
Por su parte, la alcaldesa de San Pedro del Pinatar ha destacado la importancia del sector náutico en la localidad, que cuenta con tres puertos en el Mar Mediterráneo y el Mar Menor, por lo que la medida beneficiará a 25 locales que operan en estas instalaciones.
Esta iniciativa se enmarca dentro de la estrategia del Gobierno de Fernando López Miras para apoyar e impulsar el sector turístico y hostelero ante la pandemia de covid-19 y se suma al Plan Regional de Rescate al Turismo y la Hostelería firmado ayer por el presidente de la Comunidad y al que se destinarán en total 74 millones de euros.

Esta medida, destacó, consiste en la reducción de los cánones de ocupación y de explotación que dependen de la Comunidad en las instalaciones portuarias y que supondrá una exención del hasta 40 por ciento, el máximo legal permitido para mitigar el impacto socioeconómico de la pandemia.
Esto supone un ahorro de 300.000 euros los 144 establecimientos de hostelería, actividades turísticas y actividades auxiliares vinculadas a la náutica deportiva (como centros de buceo) de los puertos de la Región.
Asimismo, el consejero Díez de Revenga señaló que los puertos y sus actividades náuticas son un motor importante de atracción de turismo y juegan un papel clave para la recuperación económica tras la crisis”. Por eso, insistió, “es importante aliviarles la carga para que puedan acelerar la recuperación en cuanto las condiciones sanitarias lo permitan.

A %d blogueros les gusta esto: